Mural de Diego Rivera en Acapulco

Cultura

Los últimos años de Diego Rivera

Entre los años de 1956 y 1957, el pintor mexicano Diego Rivera vivió en el puerto de Acapulco, realizando algunas de sus últimas obras en la casa de su amiga Dolores Olmedo: la Casa de los Vientos, localizada en la zona del Acapulco Tradicional.

Rivera pasó una temporada en el Puerto cuando padecía de cáncer y fue aquí donde realizó diferentes trabajos: varias puestas del sol; un mural en el techo que consiste en un paisaje marítimo en el que aparece Dolores Olmedo como una sirena rodeada de cuatro estrellas; un sapo-rana (figura que simboliza a Rivera) ofreciendo a su amada un corazón y una paleta; y, la obra más emblemática: un mural ubicado en la fachada principal de la casa llamado Exekatlkalli o Ehecatlcalli (la unión de dos palabras en Nahúatl Exekatl = Viento, y Kalli = Casa; por ello significa “Casa de los Vientos”).

En el mural destacan los dioses de la cultura azteca: Quetzalcóatl y Tláloc.
Fue construido en relieve y rellenado por pequeños mosaicos de piedra volcánica, fragmentos de azulejos, piedras de cantera y conchas marinas.

En 1956 el pintor completó el mosaico de conchas de mar que adorna el exterior de la casa. El famoso artista tardó 18 meses en terminar su famoso mural. Hoy en día representa una parte importante de la historia, el arte y la cultura del Puerto. 

Disfruta más Experiencias Culturales en Acapulco.

Dirección:
Inalámbrica 6
Fracc. Las Playas
Acapulco de Juárez, Guerrero

Ir arriba