MURAL DIEGO RIVERA




Entre los años de 1956 y 1957 el pintor mexicano Diego Rivera vivió en el puerto de Acapulco, realizando algunas de sus últimas obras antes de morir en la casa de su amiga Dolores Olmedo. En la fachada de la casa se puede apreciar un mural de 70 metros cuadrados en el cual destacan los dioses de la cultura azteca Quetzalcóatl y Tláloc. Este mural fue construido en relieve y rellenado por pequeños mosaicos de piedra volcánica, fragmentos de azulejos, piedras de cantera y conchas marinas. Representa una parte importante de la historia, el arte y la cultura del Puerto, lugar de inspiración y refugio de grandes celebridades de México y el mundo.

Inalámbrica 6
Fraccionamiento Las Playas
Acapulco de Juarez
Guerrero México
39390