Acapulco es un destino multifacético que ofrece una diversidad de atractivos naturales, espectáculos, eventos, gastronomía y un sinfín de actividades con que conquistarán hasta al viajero más exigente. Estas son algunas razones para disfrutar del puerto turístico más emblemático de México:

1. Escápate a la playa: Si lo que buscas es la combinación perfecta entre sol, arena y mar, el puerto de Acapulco ofrece los atardeceres más espectaculares y una gran variedad de actividades de playa para unos días de descanso; como los ya clásicos deportes acuáticos como jetski, esquí acuático y las que han tomado gran popularidad recientemente como el windsurf, flyboard, aquaflying, aquajump o el paddle surf (SUP); actividades que no debes perderte y que te llenarán de adrenalina.

2. Adiós al estrés: Desconéctate del ajetreo y escápate un fin de semana a uno de los spas que Acapulco ofrece. Encuentra distintas terapias de relajación y descanso con la aplicación de las mejores técnicas de masajes y herbolaria a nivel mundial. Con atmósferas distintas, cada spa en Acapulco tiene su personalidad y estilo. Encuentra la mejor opción.

3. Los mejores sabores del mar a tu paladar: Sin duda Acapulco es sinónimo de comida típica mexicana, reconocidos chefs han encontrado inspiración en el puerto para crear nuevos sabores y los restaurantes más emblemáticos siguen conquistando a nuevas generaciones con la sazón clásica del mar. No te pierdas la oportunidad de probar un delicioso pozole, un ceviche Acapulqueño o un pescado a la talla, preparado con un exquisito adobo de gran variedad de chiles. En este bello destino disfrutarás de una extraordinaria aventura culinaria.

4. Mezcales de Guerrero: ¿Sabías que Guerrero ocupa el segundo lugar en producción de mezcal certificado? Aprovecha tus vacaciones y degusta una de las bebidas más tradicionales del país. El mezcal guerrerense se caracteriza por tener un sabor contundente en el que predomina la dulzura del agave. Visita una de las casas mezcaleras del estado, en donde conocerás el interesante proceso de su producción y ¡No olvides llevar algo de regreso!

5. Acuérdate de… su historia: Un escape a Acapulco no está completo sin una vista a lugares históricos, como por ejemplo el majestuoso museo histórico Fuerte de San Diego, construido desde 1616 y actualmente consolidado como uno de los museos más relevantes de nuestro país, cuenta con 13 salas de exposición las cuales albergan colecciones relacionadas con el intercambio comercial de la Nao de China. Actualmente también ofrece un espectáculo de luz y sonido, y video mapping que narra su historia proyectada en sus muros de piedra.

6. Al ritmo de beat: La vida nocturna de Acapulco es una de las más famosas del país y no es para menos, con lugares tan clásicos como el Baby ’O, Palladium, o Love harán de tu visita una experiencia inigualable para bailar hasta el amanecer con los mejores hits del momento.

7. Sede de los mejores eventos: Acapulco se ha convertido en la sede oficial de distintos festivales y eventos de gran relevancia a nivel nacional e internacional, ya sean eventos deportivos, culturales o de entretenimiento, este bello puerto siempre tendrá una gran variedad de opciones para que consideres en la agenda de tu próxima estancia.

8. Inolvidables atardeceres: Situado a 10 kms al noroeste de Acapulco se encuentra Pie de la Cuesta, un lugar emblemático con paradisiacas playas, se convierte en la opción ideal para el viajero alternativo que busca unas vacaciones más tranquilas disfrutando del mar abierto. Si tienes suerte podrás avistar ballenas y delfines, pero lo que seguramente conseguirás es desconectarte de tu rutina y gozar de unas mágicas y espectaculares puestas de sol, grabando en tu memoria una postal inolvidable.

9. Un escape a la Isla de La Roqueta: Uno de los secretos mejor guardados de Acapulco es la playa de la Isla de La Roqueta, un lugar en donde podrás practicar diversas actividades y deportes acuáticos, como el buceo, remar en kayak o disfrutar del paddle board. Esta isla cuenta con una hermosa playa tranquila llamada “Palmitas”, ideal para quienes buscan entrar en contacto con la naturaleza y disfrutar de la belleza de la costa guerrerense. Si visitas esta isla no te puedes perder una caminata por sus alrededores para visitar el faro y admirar la flora y fauna de este lugar, además de disfrutar de la extraordinaria vista hacia la Bahía de Acapulco o descubrir otras de sus playas secretas.

10. El tradicional y único espectáculo de los clavadistas de La Quebrada: La Quebrada de Acapulco, un lugar emblemático considerado Patrimonio Cultural del Estado de Guerrero, escenario de uno de los espectáculos más emocionantes que encontrarás en el mundo. Con una majestuosa vista al Océano Pacífico y las olas rompiendo frente al acantilado, sentirás la emoción y adrenalina de los clavadistas lanzándose de una altura de 35 metros hacia el fondo del mar con no más de 3 metros de profundidad. Celebrando sus 80 años, el espectáculo de La Quebrada es un obligado para todo visitante de Acapulco.